El estrecho coño de Meraki casi no puede con un rabo ten grande… ¡Pero lo acaba disfrutando a lo grande!