Estudiante disfruta siendo follada en clase

214

Lo que para esta estudiante de gafas comienzan siendo unas fantasías que tiene de ser follada suciamente como una perra mientras se masturba, acaban haciéndose realidad cuando un día en clase la convierten en una puta. Uno de los profesores que la rondan le mete la polla en el coño y se la folla a pelo mientras la guarra no se resiste y disfruta pegando gemidos de la metida de rabo que le están haciendo. No pierde la oportunidad para mamarle la polla y saborear ese miembro que termina soltándole una buena cantidad de crema cuando se corre. Luego vuelve a abusar de ella, esta vez en el gimnasio, para que le haga una mamada y que se la siga follando bien fuerte.