Jane Rogers follada por su hermano sin su permiso


A Jane Rogers le da envidia imaginar la forma en la que su hermano se está follando a la criada que tienen en casa. Por eso un día se pone un disfraz de sirvienta y le espera al tío a cuatro patas poniéndole todo el culito listo para que a ella también se la folle. El hermano no tiene la intención de dejar pasar esa oportunidad y, en cuanto la pilla por banda, se la mete bien hasta el fondo y la folla duro para que goce como una puta. La pelirroja se corre disfrutando mientras su hermano la revienta como si fuera la cerda de la sirvienta.