Penelope Kay violada en la trastienda de un comercio de moda

138

La pillada que le han metido a Penelope Kay intentando robar en una tienda es épica. El encargado del comercio se la lleva a la trastienda y le dice que la denunciará a la policía si no obedece. A regañadientes, se pone a chuparle la polla. Pero eso al tío no le vale: quiere más. La pone en posición para follarla y la putita se sorprende porque el cabrón no solo está pensando en reventarle el coño, sino que su intención es atravesar todo su culo a pollazos. La pone encima de su mesa y ahí la encula mientras la zorrita le mira con ojitos de cordero degollado por el daño que le está haciendo en el culo.